Bayonetta (Wii U)

Es un poco extraño hablar de un juego de hace cinco años, especialmente si ese juego es Bayonetta. Porque tiene muchas lecturas, la del juego que fue, la del juego que es, y la del juego que ha sido durante este tiempo. Porque, sí, la aventura de la bruja ha significado mucho más que un juego cualquiera, ha sido una piedra fundacional en Platinum Games, la marca a partir de la cuál han crecido, la que más influye en los trabajos posteriores.

Bayonetta es uno de esos videojuegos en estado puro, difícil de entender sin los dedos encima de los botones. Todo lo que hay en él se traduce en juego, desde su base hasta los desbloqueables, pasando por las animaciones. El principio y el fin del juego son las peleas, duras, técnicas, a una velocidad endiablada. Bayonetta encadena un increíble repertorio de combos como un rayo, con dos botones. Las combinaciones que hagamos de puños y piernas, interminables según el ritmo y los pasos del baile, marcan las acciones de la bruja. Esto se sazona con el Tiempo Brujo, una espectacular pirueta para evitar los golpes enemigos que ralentizará el tiempo durante dos larguísimos segundos, que nos permitirán cebarnos a placer con el enemigo. Cuando lo estemos haciendo muy bien, además, se nos premiará cada esquiva y combo con éxito acumulando un poder que, llegado al límite, podremos liberar con devastadores resultados.

Bayonetta Nintenbit Gomorrah

Tan simple y tan complejo. Porque esa lista interminable de movimientos hay que soltarla bien, siguiendo el ritmo, en el momento preciso, y saber escoger con qué enemigos es mejor hacer un movimiento u otro, en qué momentos, con qué armas. Cualquier arma nueva que consigamos es de doble filo, así como cualquier nuevo movimiento u objeto que nos otorgue algún poder. No hay cosas buenas y malas aquí, todas tienen su momento y su proceso de aprendizaje, porque pasas de ir sobrado con estos enemigos con el nuevo látigo que acabas de conseguir, a recibir más que una estera con el siguiente ángel de pesadilla. Quizá baste con ponerte en los pies lo que llevas en las manos. Todo es probar, todo está hecho para jugar más.

Además hay un trabajo extraordinario en hacerlo fluido, orgánico. Cada golpe tiene una animación que se mueve hasta la siguiente de forma natural. Cada cambio de arma en manos y piernas se deja ver en una Bayonetta que baila a través de las batallas con un descaro desmedido, dejando una sensación de enorme suficiencia cuando todo sale bien. Tan extrema es la obsesión con el sistema de juego que los combos sirven mil veces más para definir la personalidad de Bayonetta que cualquier cinemática.

Bayonetta Nintenbit Taconazo

Y luego vienen los excesos, los jefes gigantes y los que ya directamente son del tamaño de un rascacielos, si no de un barrio entero. Estas batallas suben la alta intensidad del juego hasta un nivel de locura, esquivando puños que multiplican por diez nuestro tamaño, y soltando invocaciones monstruosas para que nuestros ataques estén a la altura. Sin aliento.

Lo que rodea al juego es un amalgama hortera, sobrecargado, de una divertidísima vergüenza ajena. Las criaturas celestiales son más terroríficas que los monstruos que Bayonetta se saca del moño, los personajes son el arquetipo de chulito del género llevado al ridículo, y una ciudad principal que quita el hipo en cuanto a diseño.

Bayonetta Nintenbit Castigo

Desafortunadamente este trabajo artístico tiene sombras. La paleta de colores, entre gris y marrón, afea más que ayuda. Los escenarios se repiten hasta el cansancio, con pequeñas variaciones para que al menos sepamos que no estamos repitiendo un capítulo por error. La historia es un esperpento, narrado a trompicones y de forma deslavazada. El tramo final busca con tanto ahínco ser muy épico, muy bestia y muy todo que se pasa de la ralla, haciéndonos repetir peleas que se sienten más como un bache de camino a la conclusión que no como una rampa de despegue.

Fallos menores y colaterales, al fin y al cabo. Platinum hizo mucho y muy bueno con Bayonetta. Podría haber envejecido mejor visualmente, podría ser menos plomizo en una narrativa que, en realidad, poco importa, pero muchos años van a tener que pasar para que el baile de la bruja a golpe de botón pierda un solo gramo de adicción y maestría.[4]4 ESTRELLAS

Bayonetta

Desarrollador: Platinum Games

Editor: Nintendo

Fecha de lanzamiento: 24 de octubre de 2014 (39’99€ Europa/ 39’99$ América)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.