The Binding of Isaac: Rebirth (Wii U eShop)

No estoy muy seguro de si Wii U ha sido la última plataforma en recibir The Binding of Isaac: Rebirth, pero qué queréis que os diga, me da un poco igual. La llegada a la eShop de un juego como éste, de enorme calidad e innegable relevancia en la cultura del videojuego más actual, se agradece siempre, por tarde que sea.

The Binding of Isaac - Nintenbit 4

Tengo la sensación de que para muchos, que tienen un concepto equivocado de lo que es la madurez, lo que hace del título de Nicalis uno de los juegos más destacables del panorama indie de lo últimos años, es su ambiente malsano, su mundo escatológico. Lleno de mierda y sangre, literalmente. En las antípodas del buenrollismo nintendero. Pues se equivocan.

La triste historia del desgraciado Isaac, forzado a esconderse de la furia asesina de su propia madre en un sótano digno de las peores pesadillas, es tan sólo una parte más del atractivo y particularidad de la obra de Edward McMillen. Al igual que ocurría en Super Meat Boy, si The Binding of Isaac es un juego brillante se debe enteramente al talento de su diseñador a la hora de plantear mecánicas y la puesta en escena (un día, si queréis, nos podemos poner a discutir qué engloba el concepto).

The Binding of Isaac - Nintenbit 6

Como otros títulos que han dejado huella en los últimos tiempos The Binding of Isaac juega con el género roguelike, de niveles aleatorios y muerte permanente entre otros elementos, y partiendo de él desarrolla su propio estilo y reglas. Con unas premisas muy básicas en el control de Isaac (moverse y disparar lágrimas, usar bombas y recoger objetos), el juego se presenta en esencia como un shooter de doble stick, en el que hay que explorar una mazmorra tras otra compuestas de diferentes habitaciones al más puro estilo Zelda ochobitero, a fin de encontrar al jefe final correspondiente, derrotarlo, y poder seguir progresando en nuestro viaje sin retorno hacia las profundidades.

Elementos de juegos rol, mil clases de enemigos distintos y todavía más tipos de objetos con innumerables efectos activos y pasivos, convierten cada partida en una aventura y reto completamente diferente al anterior. Sin embargo, independientemente de que todo cambie, cada intento suma, ya sea porque descubrimos nuevos secretos, se desbloqueen personajes o alcancemos nuevamente el final, lo que siempre tiene consecuencias en nuestra próxima incursión. De hecho, The Binding of Isaac está pensado para partidas relativamente cortas, que empujan a jugarlo una y otra vez, incluso cuando nos topamos de continuo con la muerte, algo que es muy habitual pues no es un juego fácil.

The Binding of Isaac - Nintenbit 5

Así, The Binding of Isaac: Rebirth es un un juego que se crece de manera exponencial y construye una experiencia adictiva y profunda como pocas, que invita a disfrutar rejugándolo continuamente, mejorando técnicas y estrategias, y desvelando las infinitas sorpresas y guiños que atesora.

Ha podido tardar. Y qué más da, digo yo. Por juegos como éste vale la pena esperar lo que sea.[4]

4 ESTRELLAS

The Binding of Isaac: Rebirth

Desarrollador: Nicalis / Edmund McMillen

Editor: Nicalis

Lanzamiento: 29 de octubre de 2015 (14’99€ Europa/ 14’99$ América)

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.