Ittle Dew (Wii U eShop)

Ittle Dew no es lo que parece. Parece un Zelda, ¿verdad? Uno de esos juegos indie que, bueno, con sus cosas y tal, hacen un Zelda. Hay muchos así, y más en camino. Ittle Dew no es un Zelda, es un juego de puzles, de bloques, muy clásico. Y de los buenos.

La mecánica fundamental del juego, la que nos comerá las horas y las neuronas, realmente no inventa nada; se trata de mover objetos para activar pulsadores, y así conseguir abrir la siguiente puerta, atajo, o alcanzar un cofre. Durante el juego tendremos tres objetos fundamentales para seguir adelante con la mayoría de puzles: la espada de fuego, la lanza de hielo y el bastón de teletransporte. Pueden conseguirse en el orden que se quiera, y los conseguiremos pronto.

WiiU Ittle Dew Volcan

Donde brilla Ittle Dew es en el diseño de los rompecabezas. Hay muchísimos repartidos por el mapa, y casi todos serán accesibles en poco tiempo de juego, para resolverlos en el orden que prefiramos y evitar quedarnos atascados en una sola sala. Pero os hablaba del diseño de puzles, brillante. Todo buen aficionado al género disfrutará con las vueltas de tuerca que se le dan a los objetos, las combinaciones que haremos con ellos, con distintos elementos del escenario e incluso con los enemigos, que en ocasiones nos prestarán una ayuda tan involuntaria como fundamental para resolverlos. Deslizar bloques congelados, teletransportar rayos de hielo haciéndolos rebotar en las paredes, o unas bombas que nos servirán para mucho más que para hacerlas estallar en cierto punto.

Ittle Dew WiiU Tienda

En resumen, una delicia que se aguanta por si misma, no necesitaremos muchas excusas como recompensas, desbloqueables (que los tiene) o avanzar en una absurda historia para querer, por amor propio, completarlo al 100%. Los rompecabezas buenos son tan buenos que el orgullo de conseguirlo es una más que suficiente recompensa, es de los que te hacen sentir un maldito genio. El reto, además, es para todos los públicos. Decía que la gran mayoría de puzles estarán abiertos pronto, en un par de horas. Realmente se necesitan muy poquitos para llegar al final, así que si uno siente que ya no puede más, lo termina. El que se pique, va a tener que estrujarse la sesera de verdad para limpiar los mapas y conseguir todos los coleccionables y el final alternativo. Hay muchos puzles de mucha calidad aquí, con cosas nuevas que ofrecer y una Cueva Maestra que puede dejar calvo a más de uno.

Pero además, Ittle Dew se sazona con un apartado audiovisual vistoso y bonito, muy a lo Zelda. Tres zonas con poca exploración y poco combate (afortunadamente), con sus jefes, y un laberíntico castillo que desbloquearemos de forma progresiva. Una delicia descubrir cada nuevo enemigo, cada verdura loca, cada irritada chica con pijama de animales. Imita con humor la gran saga de Nintendo, pero tampoco pretende ser más que una simpática interfaz para presentar los rompecabezas de forma dinámica y atractiva. En el fondo podrían funcionar igual de bien con un simple menú, haciéndolos uno detrás de otro, aunque sin duda la sensación sería mucho más sosa y plana.

Ittle Dew WiiU Bosque

Ittle Dew es una fantástica colección de puzles muy clásicos, de bloques, pero tan buenos que no necesitan muchos incentivos para que queramos resolverlos todos. Por si fuera poco, además viene con mucho sentido del humor, un bonito envoltorio y dejará que cualquiera lo dé por finalizado cuando roce la frustración. Eso sí, los más cabezones de la eShop no pararemos hasta que quede completamente limpio. Aunque nos vaya alguna madrugada en ello, soñando con bombas congeladas y moais voladores.[4]

4 ESTRELLAS

Ittle Dew

Desarrollador: Ludosity AB

Editor: Ludosity AB

Fecha de lanzamiento: 27 de noviembre de 2014 (9’99€ Europa); 29 de Mayo de 2014 (9’99$ América)

7 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.