forma.8 (Nintendo Switch eShop)

El problema de algunos juegos es simple y llanamente que llegan demasiado tarde, o mejor dicho, en mal momento. Es lo que le ocurrió a forma.8, uno de los títulos más prometedores del panorama indie de Wii U (demo incluida en la eShop durante el E3 de 2015), que terminó pasando desapercibido casi por completo en su estreno el pasado mes de febrero, en lo que era un contexto decididamente suicida: con Nintendo Switch ya en el mercado acaparando todos los focos y gran parte de los usuarios más activos habiendo relegado el Gamepad a lo más profundo del cajón. Sin embargo, para su fortuna y para el de otros muchos títulos que merecieron correr mayor suerte, parece que Nintendo Switch lleva camino de convertirse en una máquina para las segundas oportunidades.

Un accidente espacial, una pequeña sonda voladora y el misterioso planeta alienígena en el que se estrella, son el punto de partida de esta enésima toma en el género metroidvania, al que el juego de MixedBag sabe aproximarse con sus propias reglas, haciendo de ello su mejor virtud. Para empezar está el movimiento de nuestro robótico protagonista, que se olvida de correteos, saltos y demás mecánimas derivadas, y opta por que podamos volar en cualquier dirección por los laberínticas zonas interconectadas, sin más límites que las paredes y las fronteras virtuales de los bellos paisajes.

Se trata además de un desplazamiento que tiene su propio ritmo e impone una exploración calmada, hasta contemplativa diría, debido a la lentitud de la sonda (excesiva a veces) y las dimensiones de los escenarios. Una tranquilidad que sólo se interrumpe de vez en cuando por la setpiece de turno, los ingeniosos puzles y los jefes que de tanto en tanto se cruzan en nuestro camino poniendo a prueba nuestras habilidades. Abundan también los enemigos de menor tamaño de los que en lugar  de defendernos a disparos como sería lo habitual, lo hacemos mediante las descargas que constituyen nuestro principal método de defensa.

Pero sin duda, uno de los puntos fuertes de forma.8 es que sabe dejar espacio para la imaginación con una narrativa minimalista y exclusivamente visual donde sobran las palabras. Y es que la minúscula sonda, aunque no sea Samus Aran, sabe captar a la perfección la soledad y aislamiento que han caracterizado siempre a la mítica saga de Nintendo. Lo consigue, sobre todo, gracias al contraste que se produce entre su diminuto tamaño y los mastodónticos escenarios, hasta el punto de que en más de una ocasión nuestro personaje se reduce a un simple punto que cruza, despacio y sin prisa, los inhóspitos y majestuosos parajes, marcados por los bellos contrastes de color.

Sin ser rompedor ni revolucionario, forma.8 es una aproximación sólida y única al género, en la que sobresalen un precioso diseño artístico y en especial un ritmo y mecánicas que rehuyen de las convenciones, algo que los incondicionales del género seguro que sabrán apreciar. Una segunda oportunidad más que merecida.[3]

forma.8

Desarrollador: MixedBag

Editor: MixedBag

Lanzamiento: 24 de agosto de 2017 (9.99€ Europa/9.99$ América)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.