Shovel Knight (Wii U)

Si Shovel Knight hubiera salido al mercado en los primeros años de los 90, para consolas de 8 bits, probablemente ahora mismo estaríamos hablando del valeroso caballero de la pala como hablamos de mitos como Mega Man, Ducktales o Super Mario Bros. 3. Pese a todo, en pleno 2014, la gente del estudio Yatch Club Games puede ir con la cabeza muy alta: han parido uno de los mejores juegos de 2014 (y sí, omito intencionadamente la palabra independiente).

Shovel Knight Nintenbit Día

Bien pensado, y aunque desde fuera pueda parecer así, Shovel Knight no habría sido posible en aquella época. Es un juego muy heredero del diseño de niveles de antaño, pero de mecánicas y opciones muy contemporáneas. La forma milimétrica de medir los saltos, tan propia del diseño de niveles de la época de NES, se dan la mano con logros, compra de mejoras y una segunda vuelta en la que exprimir al título aún más si cabe.

Shovel Knight quiere, ante todo, que el jugador lo juegue y lo disfrute, “juégame como quieras, pero juégame”, y eso se nota desde el mismo momento en el que superas el nivel de introducción y llegas al pequeño mapa del mundo desde el cual se accede a las diferentes fases. Por ejemplo, como en Mega man, puedes elegir por qué fase empiezas, lo que determina el estado en el que la vayas a visitar, las habilidades de las que dispondrás y las mejoras con las que contarás.

Shovel Knight Nintenbit Lucha

También deja al jugador que, sobre la marcha y durante la partida, escoja cómo quiere afrontar cada nivel. Por ejemplo, se pueden destruir los puntos de control a cambio de gemas, que posteriormente se pueden usar para comprar mejoras. En este punto: ¿prefieres no jugártela y mantener el progreso salvado o prefieres arriesgar, destruir el punto de control, y cruzar los dedos para no morir y empezar desde el principio de nuevo?

Tira y aflojas como estos se ven constantemente en el juego, por ejemplo, a la hora de morir. Emulando a lo que se ha podido ver en juegos como Dark Souls, cuando mueres pierdes dinero que puedes recuperar si llegas al mismo lugar donde moriste. Se entiende que ese punto ha sido de especial dificultad para el jugador, por lo que cuando llegues deberás tener cuidado de no volver a morir… o tendrás una doble pérdida: el dinero de la primera muerte, que se irá para no volver, y el de la segunda, que tendrás que intentar recuperar volviendo el mismo lugar donde caíste.

Shovel Knight Nintenbit Noche

En general, estamos ante un juego equilibradísimo que sabe ofrecer al jugador el suficiente aliciente para que al penalizar sus errores no se sienta frustrado: cada salto fallado, cada golpe recibido, cada reto perdido, sabemos que es culpa nuestra, por eso es tan satisfactorio cuando, poco a poco, se van realizando partidas perfectas, superando niveles sin recibir un golpe, sin perder una vida, sin coger una sola gema… y se van desbloqueando retos.

Mención especial al resto de pequeños detalles que hacen que Shovel Knight sea un producto redondo: una brillantísima adaptación al castellano repleta de humor, una banda sonora pegadiza, de esas que acaba uno silbando y tarareando al apagar la consola y un apartado gráfico que, sin salir de los 8 bits, sabe sorprender por su cuidado diseño artístico y su buen gusto en cada una de las localizaciones.

Shovel Knight Nintenbit Castillo

Ya lo juegues en Wii U, Nintendo 3DS (versión muy recomendable, con retos para Street Pass) o PC, Shovel Knight es, desde ya, un imprescindible para cualquier videojuerguista que se precie.[5]

5 ESTRELLAS

 

 

Crítica por José Luis Villalobos Neira

Shovel Knight

Desarrollador: Yatch Club Games

Editor: Yatch Club Games

Fecha de lanzamiento: 6 de noviembre de 2014 (14’99€ Europa/ 14’99$ América)

3 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *