Yono and the Celestial Elephants (Nintendo Switch eShop)

Por alguna extraña razón, que nunca sabré explicar bien del todo, las aventuras de perspectiva isométrica tienen para mí un atractivo especial. Aunque fueron en sí mismas casi un género propio en los ordenadores de 8-bits en Europa, mis referentes personales dentro de esos juegos que creaban falsos pero mágicos entornos en tres dimensiones, son RPGs de acción para consola un poco más modernos como Light Crusader (Treasure, 1995) o Landstalker (Climax, 1993). Hoy en día, a pesar de no prodigarse en exceso, en Nintendo Switch ya hemos podido disfrutar (es un decir) de Oceanhorn – Monster of Uncharted Seas, llegándole ahora el turno al recién aterrizado en la eShop Yono and the Celestial Elephants tras su presentación en el último Nindies Showcase.

No es descabellado afirmar que Yono and the celestial elephants tiene algo de «Mi primer Zelda». Eso sí, vaya por delante que cualquier comparación con la mítica saga de Nintendo se le queda tan grande, que hasta se antoja de mal gusto. Y es que más allá de las mecánicas más básicas y alguna burda referencia, su jugabilidad poco tiene que ver con aquélla.

Yono, el elefantito protagonista llegado desde los cielos  para salvar al mundo al igual que lo hicieron sus antecesores, cuenta con un rango de habilidades limitadísimo y su aventura consiste en poco más que una concatenación lineal de habitaciones y puzles insultantemente sencillos, con la interrupción sistemática de diferentes ciudades y poblados donde nos dedicamos a explorar, conversar con sus habitantes y resolver alguna misión secundaria, si bien todo ello de manera muy simplificada. Si a ese esquema sobre el que se desarrolla el juego le añadimos un exceso de verborrea en los diálogos, más bien propio de los peores juegos japoneses; el tratamiento de algunos temas que, por serios, casan muy mal con el universo de corte infantil; y otros aspectos como un inexistente diseño de sonido, lo que nos queda al final es un título que además de ser muy flojo destila amateurismo en buena medida.

Ahora bien, sería injusto por otra parte no reconocer al juego de Neckbolt ciertas cualidades, algunas de ellas hasta sobresalientes, que lo alejan de ser un despropósito completo. Destacan su vistosa presentación y cuidado apartado gráfico o también un sorprendente diseño de personajes, variado y atento al detalle. Y los puzles, pese a ser demasiado fáciles como apuntaba, dejan entrever cierto empeño y trabajo en ellos, a pesar de que delaten una evidente falta de talento.

Blandito e inofensivo, ñoño en muchos momentos, aYono and the Celestial Elephants se le intuyen buenas y sinceras intenciones, así como algunos aciertos, pero se quedan cortos para salvar a un título que tiene mucho de juego de móvil glorificado y cuya mejor virtud al final es su escasa duración. Algunos deberían enterarse de que ser bonito y colorido no justifica ni resulta suficiente para aparecer en una consola de Nintendo.[2]

Yono and the Celestial Elephants

Desarrollador: Neckbolt

Editor: Plug In Digital

Lanzamiento: 12 de octubre de 2017 (14,99€ Europa/14,99$ América)

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.