Thomas Was Alone (Wii U eShop)

Cuando vas a desarrollar un videojuego por primera vez, aunque sea a nivel amateur, es probable que uno de los consejos que escuches con más insistencia es el de que tus personajes no sean simples cuadrados o círculos. Porque por muy brillantes que sean las mecánicas que hayas ideado o ingeniosa la historia del juego, una presentación tan descuidada lo único que va a conseguir es echar atrás a tu público potencial. No me parece un mal consejo ni mucho menos. Al fin y al cabo los videojuegos entran en primer lugar por los ojos. Para qué negarlo.

Thomas Was Alone - Nintenbit 2

Sin embargo, tras jugar a Thomas Was Alone te das cuenta de que el tema no es tan simple. Hay cuadrados y cuadrados. Y precisamente los del juego de Mike Bithell, sprites rectangulares de diferentes colores, formas y tamaños que representan a los distintos personajes de esta emotiva y surrealista aventura, están lejos de dar la sensación de que estamos ante un juego dejado. Muy al contrario. Son un elemento clave de esa ambientación tan íntima que sirve de perfecto telón de fondo a este relato sobre la amistad que es Thomas Was Alone.

Una voz en off, la de Danny Wallace –premiado por su labor en el juego con un premio BAFTA-, dota de alma propia a los geométricos cuerpos de Thomas y sus amigos, narrando sus peripecias, encuentros y desencuentros en este título de plataformas y puzles, extremadamente sencillo en su planteamiento. En cada nivel nuestro objetivo consiste en guiar a cada uno de los personajes hasta un determinado punto, para lo que deberemos combinar sus diferentes habilidades haciendo que unos se ayuden a otros, ya sea sirviendo de punto de apoyo o abriendo alguna sección del escenario. Esas habilidades consisten en una distinta capacidad de salto o de pasar por diferentes sitios según el tamaño, si bien algunos de los amigos de Thomas gozan de otras aptitudes más específicas, como poder flotar en el agua o servir de trampolín.

Thomas Was Alone - Nintenbit 3

Hay quien juzgará equivocadamente Thomas Was Alone por su simpleza gráfica. Lo paradójico es que ese minimalismo que lo caracteriza es una de sus mayores virtudes y un elemento clave de unos recursos narrativos que saben transmitir más emotividad que la mayoría de las cinemáticas vacías que desde hace años inundan el mundo del videojuego.

Sin embargo, sorprende, y decepciona hasta cierto punto, que un juego nacido en un entorno experimental y lleno de tanta personalidad, se muestre tan tímido en su su diseño y no se plantee ni por un instante en retar al jugador o hacerle pensar más de un minuto. Y es que Thomas Was Alone roza por momentos la categoría de paseo interactivo, lo que puede que se adecue muy bien a su carácter eminentemente narrativo, pero que en todo caso ofrece una experiencia vacía y superficial a los mandos.[3]

3 ESTRELLAS

Thomas Was Alone

Desarrollador: Mike Bithell / Curve Studios

Editor: Curve Digital

Fecha de lanzamiento: 25 de noviembre de 2014 (7’99€ Europa/ 10’99$ América)

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.