The Next Penelope (Nintendo Switch eShop)

Con todos sus problemas, Wii U supuso un punto y aparte en la presencia de juegos indies en una consola de Nintendo. Sin embargo, hoy cuesta recordar esa época sin notar un cierto sabor amargo en el paladar. El mal sabor que dejaron tantas promesas incumplidas. Fueron tiempos de muchos anuncios y buenas palabras que, por desgracia, terminó por llevarse el viento en demasiadas ocasiones. Basta con fijarse en esos artículos, en los que pecando de ingenuidad, recopilábamos todo lo que en teoría se nos venía encima, para después descubrir que la mayoría de títulos prometidos no llegarían nunca a pisar la eShop.

The Next Penelope fue uno más de esos juegos que algunos nos quedamos con ganas de ver y jugar en el GamePad. La diferencia sustancial con otros proyectos, que cabe preguntarse si alguna vez tuvieron intención real de aparecer en Wii U, es que a pesar de la buena voluntad de su autor y de tener detrás a un reputado equipo técnico, su conversión desde el PC se topó con numerosos problemas que hicieron inviable su salida. Su creador, el francés Aurelien Regard, se disculpaba sentidamente por ello en una carta abierta a la comunidad. Un detalle nada habitual en la industria, que revelaba que su caso poco tenía que ver con el de tantos desarrolladores ansiosos de titulares y publicidad gratis en medios y redes sociales.

Jugándolo por fin en Nintendo Switch alegra comprobar que las expectativas que generó en su día estaban justificadas, porque The Next Penelope es ante todo un juego fascinante que combina, de forma atrevida y extraña, géneros y temáticas. Por un lado, mezcla de forma natural las carreras de vista cenital al puro estilo Micro-Machines con mecánicas de shoot’em up. Y por otro, nos planta en medio de un universo futurista que auna ciencia ficción con personajes y tramas arrancados de la literatura clásica, en concreto, de la Odisea de Homero. No obstante, como su nombre indica, la protagonista de la historia esta vez es Penélope, que al volante de su bólido especial se dedica a recorrer la galaxia en busca de Ulises.

En línea con esa naturaleza experimental, The Next Penelope plantea cada pantalla como un reto de pericia, que no siempre consiste en la típica carrera donde el único objetivo es quedar primero. Así junto a los circuitos habituales nos encontramos con pantallas de lo más variado, que incluyen arenas abiertas e incluso jefes finales a los que derrotar. Eso sí, todas las pantallas están pensadas para que las superemos haciendo uso de la habilidad concreta en torno a la que está diseñado cada uno de los mundos que componen la galaxia y que podemos explorar a nuestro antojo. Dichas habilidades de nuestro bólido, que van desde la posibilidad de dejar minas a nuestros rivales, teletransportarse a otro lugar del circuito o utilizar un gancho con el que despejar obstáculos, requieren un dominio estratégico y cuidadoso, aunque si por algo destacan las pruebas en su conjunto y la progresión del juego en general, es por una dificultad muy bien medida.

La sorpresa más inesperada de The Next Penelope llega justo después de terminar de completar nuestro arsenal, con todas las mecánicas ya puestas sobre la mesa. En ese momento en el que todo parece indicar que el juego va a explotar, entonces se acaba de forma un tanto abrupta, dejándonos con poco más que unas fases de bonificación y la posiblidad de repetir escenarios para subir el nivel de las mejoras.

The Next Penelope es una obra vibrante, llena de imaginación, que cuando todo indica que está a punto de meter el turbo y llegar a cotas mayores tras presentarnos sus magníficas ideas, se acaba y se despide de nosotros de golpe, dejándonos con la miel en los labios y con las ganas de seguir disfruntando de un juego que podría haber alcanzado el Olimpo de los dioses.[3]

The Next Penelope

Desarrollador: Aurelien Regard / Seaven Studio

Editor: Plug In Digital

Lanzamiento: 21 de diciembre de 2017 (12,99€ Europa/12,99$ América)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *