NX es la primera consola del futuro

Parece que lo de Eurogamer con NX (1, 2) no podía ir más en serio. Más allá de coincidir con antiguos rumores, que tienen un espectro tan amplio que era imposible que no lo hiciera, han sido muchísimos los medios y «personajes» relacionados que avalan la información, y esta vez nadie la ha contradicho. El shock ha sido tremendo, por mi parte no esperaba una consola híbrida porque no le encontraba lugar en el mercado, dónde Nintendo siempre ha apostado por una gama portátil de bajo coste (para ellos y nosotros), entre los 150€ y 200€, con el que apelar a un público más amplio que el entusiasta, comúnmente el infantil. Pero los niños esta generación ya no piden la consola por navidad.

NX 2

Hablamos de ello largo y tendido en el último podcast con Rafa, Matías y Marcos. Surgieron, dentro del desorden, varias ideas interesantes. Se apuntó la migración de Japón, tradicionalmente portátil, al móvil, tanto de parte de usuarios como de editoras. La debilidad de las sobremesas a nivel mundial, especialmente Wii U. El abandono del concepto de consola más tradicional para aproximarse al electrodoméstico. Y algo especialmente revelador: que el Gamepad fue el intento de Nintendo de atraer al público de tablets hacia el terreno de las consolas, y NX va a ser llevar las consolas al terreno de las tablets.

Y digo revelador porque está claro que los PC van a desaparecer (o transformarse, para el pecero sensible). La obsolescencia de los viejos Windows provocó un repunte en 2014, pero los compatibles no han dejado de bajar en ventas desde entonces de forma notable, 14%, 18%. Y suma y sigue. La gente ya no quiere ese cacharro, al menos mientras no tenga más remedio. El público de masas, el de los correos electrónicos, Youtube, Facebook y poco más, lo tiene claro. Pero cuando una tablet permita programar, diseñar y editar con soltura (y a cada nueva iteración estamos más cerca), se acabó el PC, será un sinsentido.

NX 1

De la misma forma funcionan las consolas, sólo que eliminando el factor más profesional del PC (programar, diseñar y editar), siendo necesario sólo el nivel usuario, de masas (correos, Youtube, Facebook). Es un aparato especializado caro, aparatoso y rígido. Conéctalo a la tele y déjalo ahí cinco o seis años, hasta que compres otro. El público de masas empieza a tenerlo claro aquí también. Esta generación vende menos que la anterior, y no sería raro que terminara por debajo de la 6ª. La gente ya tiene otro aparato con el que jugar más barato, menos aparatoso y más flexible a nivel de uso. Los niños ya no piden una Nintendo por navidad.

La adopción entre los jugones, sin embargo, no es tan rápida. No os voy a descubrir las barreras técnicas y, especialmente, de control que tienen los intentos-de-consola en Android y similares. Aparecieron hace poco los intentos-de-consola-en-serio, con su mando y tal, pero con una debilidad grande: ¿por qué comprar un intento-de-consola cuando tengo una consola? ¿Qué juego me va a mover de aquí hasta allí?

NX 3

La respuesta puede que sea The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Y Pokémon. Y Animal Crossing, Mario, Fire Emblem, Metroid, SmashMonster Hunter, Yokai y vete tú a saber. Si NX es capaz de aguantar más de una hora encendida en la calle y compatibiliza bien el juego tradicional y el de tablet (¡hasta podría hacerlo con los wiimotes!), siento decirlo, jarcorillos, pero es el principio del fin de las consolas. ¿Por qué tener una portátil, una sobremesa y/o una tablet? Si es solvente en lo técnico y jugable, y le sumamos un precio asequible, ¿qué sentido tiene?

Será interesante ver si NX sale en su punto de cocción o si termina dando la sensación de que le faltaba un añito, pero si hay una compañía que puede hacer este cambio la primera, es Nintendo. Llevan tiempo ya en derroteros distintos que la competencia, y no les acompleja (ni tiene por qué) presentar una consola visualmente a medio camino entre Wii U y Xbox ONE. A medio camino pero portátil, y portátil de una forma que cabría en el bolsillo, ojo, y al parecer a un precio que podría ser sorprendentemente accesible, sin alejarla en exceso de ese rango de los 150€-200€ que comentaba más arriba. De nuevo, una Nintendo que poder pedir en navidad.

NX 4

No sé vosotros, pero cuanto más lo pienso menos verosímil me resulta, desde un escenario así, volver a gastarme 400€ en un armario con turbinas, si esta especie de tablet, sobremesa y portátil me va a hacer más o menos lo mismo. Y más barato. Será interesante ver si Microsoft y Sony se empeñan en seguir en la gama alta lo que les dure, que tampoco será mucho. Si ésta última se atreverá con otra nueva portátil, y más si tiene ese catálogo de NX al lado. Y si se atreven, a ver qué hacen, si hacer su NX de 500€ o vender una nueva generación con los gráficos de la anterior. ¿Os lo imagináis? Correría sangre. O lágrimas. O cerebros licuados.

En fin, que queda mucho por ver aún, y el primero que hace algo siempre es el primero que mete la pata, eso está claro, pero también el que más números tiene para acertar. Pero cuanto más lo pienso, más claro tengo que esto no es el nuevo Gamepad o incluso Wiimote, no es la nueva gracieta de Nintendo, esto es un cambio de paradigma. NX va a ser la primera consola del futuro.

8 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.