Mi agradable (e inesperada) sorpresa con la Consola Virtual de Game Boy Advance en Wii U

GBAConsolaVirtualWiiU1

Cuando me enteré por primera vez de la llegada de juegos de Game Boy Advance a la Consola Virtual de Wii U no voy a negar que mi reacción fue de cierta indeferencia y poco entusiasmo. Y os aseguro que era algo raro en mí por varios motivos. 

Primero, porque a diferencia de muchos jugadores a los que los títulos clásicos en general, y la consola virtual en particular, les importa un bledo, me considero un ferviente apasionado del mundo retro y del coleccionismo. Prueba de ello es que durante los últimos años, me he dedicado a amasar una considerable cantidad de antiguos juegos y máquinas. Además soy lector habitual de libros y revistas sobre el tema, y es rara la semana que no ando rastreando eBay o visitando alguna tienda de segunda mano en busca de nuevos títulos. Probablemente el día que en casa se enteren de lo que me he dejado este año en esta afición, me saquen directamente por la puerta. Y no sin razón.

El segundo motivo por el que aquella indeferencia me da hoy tanto que pensar, es porque precisamente Game Boy Advance es una consola por la que tengo un especial interés y cariño. Desde que hace ya un tiempo descubrí un magnífico artículo celebrando el décimo aniversario de la consola y sus mejores juegos en la imprescindible revista británica Retro Gamer (número 94 para ser más exactos) he dedicado bastantes recursos y esfuerzo a ir construyendo una colección medianamente respetable (con unos 40 juegos completos además de cartuchos sueltos).

GBA micro 2

Pensándolo bien, supongo que lo que más desconcertado me dejó en un primer momento de la decisión de Nintendo es que los juegos de Game Boy Advance no llegaran directamente a la Consola Virtual  3DS. <<¿Qué mejor lugar que ésta para disfrutar de los títulos de las anteriores máquinas portátiles de Nintendo?>> pensaba. No me terminaba de entrar en la cabeza. Sobre todo teniendo en cuenta los antecedentes del programa embajadores de 3DS y lo bien que, en mi opinión, lo estaban haciendo los de Kyoto con los títulos de Game Boy y Game Boy Color en la Consola Virtual (jugar a los juegos de estas máquinas en una 3DS XL con resolución 1:1 con un tamaño de pantalla prácticamente idéntico al de las máquinas originales es una de las mejores opciones que hay para disfrutar de ellos; incluso muy por encima del hardware original en muchos casos).

Con el paso de los días y superada la extrañeza inicial, algunas fuentes a los largo de la red sugirieron que dicha ausencia podría deberse principalmente a razones técnicas. Parece ser que 3DS ejecuta los juegos de Game Boy Advance completamente a nivel de hardware, al igual que ocurre con Nintendo DS, lo que podría conllevar ciertos problemas tanto de seguridad como en lo relativo a la integración de algunas características de la Consola Virtual como Miiverse, de las que se podría hacer uso cuando la máquina corre en modo 3DS. Al menos tiene algo de lógica.

Por otro lado, y dejando de lado la ausencia de juegos de Game Boy Advance en Nintendo 3DS, no tardé muchos días en caer en la cuenta de mis propias contradicciones cuando afirmaba no entender los motivos por los cuales Nintendo había decidido llevar los juegos de la 32 bits a su actual sobremesa. ¿Por qué? Sencillamente porque una de mis adquisiciones más recientes había sido una Game Cube japonesa con su correspondiente Game Boy Player, comprada además precisamente con el fin de poder disfrutar en la tele de los juegos de Game Boy Advance. A pesar de no estar exento de ciertos problemas, el famoso accesorio es una de las piezas de hardware más apreciadas estos días por muchos coleccionistas. ¿De qué narices me había estado quejando hasta ahora? ¿Qué sentido tenían mis quejas si precisamente yo quería disfrutar de esos juegos en pantalla grande?

GBAConsolaVirtualWiiU3

Prejuicios superados, lo que terminó de despejar mis dudas a la hora de recibir con los brazos abiertos la llegada de los juegos de Game Boy Advance a Wii U, fue enterarme de que la desarrolladora M2 estaba detrás de las correspondientes conversiones. Simple y llanamente: estos señores son la crème de la crème a la hora de portar clásicos a nuevos sistemas. En cada trabajo del que se han encargado se han caracterizado por la trabajadísima presentación, así como por  su respeto y calidad técnica a la hora de reprogramar el material original. Aunque M2 ya se había convertido en centro de atención en fechas recientes por su brillante trabajo para SEGA con los 3D Classics de la Consola Virtual de 3DS, la realidad es que su fama viene de lejos. Son responsables de los que muchos consideran los mejores recopilatorios jamás realizados en el mundo del videojuego: los SEGA Ages para PS2. Algún entendido ha llegado a decir que son lo más parecido que existe en nuestro mundillo a las mundialmente ediciones de películas del prestigioso sello Criterion Collection (los cinéfilos y videófilos entenderán perfectamente la comparativa).

En el caso de GBA el trabajo de M2 puede que no haya sido tan espectacular, especialmente en el tema de extras, ya que se han limitado a meter manuales y a incluir un par de modos de visualización y filtros. No me extrañaría que el culpable de tanta parquedad sea principalmente la propia Nintendo. En todo caso, técnicamente las conversiones son una maravilla y no es es atrevido afirmar que, al margen de algunas configuraciones de hardware original, la Consola Virtual de Wii U es la mejor forma de experimentar los clásicos de Game Boy Advance en la actualidad

Fire Emblem CV GBA WiiU Nintenbit

La clave en mi opinión es, la posibilidad de jugar con una imagen «pixel-perfect» tanto en el GamePad (lo que lo convierte en una magnífica GBA de 6,2 pulgadas, quizás el modelo XL que nunca existió) como en la tele, respetando proporciones y sin deformaciones de los píxeles. Explicado de una forma un tanto simplista, esto se consigue básicamente con un reescalado de cada pixel que respeta su forma cuadrada original. En el caso del GamePad, la resolución original de los juegos de 240×160 píxels se adapta al GamePad convirtiendo cada píxel en un «megapíxel de 3×3» (9 píxeles en total) y en el de la televisión en uno todavía más grande de 6×6 (36 píxeles en total).

Así se matienen relaciones de aspecto, se consigue que todo se vea con una definición y «look» propio de las pantallas LCD originales y que además las imágenes resultantes dejen poco espacio desaprovechado, y encajen bien en los dispositivos de visualización, con barras laterales en el gamepad y un pequeño marco negro en la tele (se emplean 720×480 de los 854×480 del GamePad y 1440×960 de los habituales 1920×1080). Una delicia visual, si queréis mi sincera opinión.

Advance-Wars-Wii-U-Virtual-Console

Detalles técnicos aparte (que al fin y al cabo a pocos más interesan además de a cuatro pirados), el gran acierto que ha tenido Nintendo en el lanzamiento de la Consola Virtual de Game Boy Advance es la excelente selección de títulos de salida. De momento, no es un catálogo excesivo, pero sí lo suficientemente nutrido y variado para dejar contento a todo el mundo. Están los grandes SRPGs de Intelligent Systems, Advance Wars y Fire Emblem; títulos fundacionales de sus respectivas subsagas como el magnífico Mario & Luigi: SuperStar Saga o esa locura genial de R&D1 que es WarioWare Inc.:Minigame Mania; los excelentes RPGs (deportivos y no) de Camelot Software: Golden Sun, Mario Tennis y Mario Golf; la entrega definitiva de una de las series plataformeras más innovadoras en la historia del género, WarioLand 4; así como muchas de las iteraciones de las franquicias más clásicas de la compañía: Zelda, Metroid, Kirby y F-Zero. Incluso el recientemente puesto a la venta Super Mario Ball (Mario Pinball Land en América) es una rareza en toda regla merecedora de ser redescubierta.

Quedan muchos por ver la luz, claro está, pero lo que no se le puede negar a Nintendo es que ha arrancado por todo lo alto con títulos de primerísima línea. Por otro lado, la gran incognita está ahora en el apoyo third-party, que ha tenido un arranque prometedor aunque modesto con juegos de Capcom y Namco Bandai (un par de sus Mega Man Battle, Mr. Driller 2Klonoa…). Habrá que esperar a que otras editoras muevan ficha, en particular SEGA, Konami, Square Enix o ATLUS, responsables de muchos títulos que a día de hoy se consideran verdaderas joyas del catálogo de Game Boy Advance (y que en algunos casos no son fáciles de conseguir y menos a precios razonables). ¿Qué aficionado a la portátil no daría cualquir cosa por ver publicados juegos como Ninja Five-0, Astroboy Omega: Factor, los diversos Castlevania y Boktai, o los minoritarios títulos desarrollados por Sting por citar sólo unos algunos?

GBAConsolaVirtualWiiU2

Por ahora, pese a sólo haber descargado unos pocos juegos, no podría estar más contento. La Consola Virtual de Wii U me está permitiendo llenar de forma rápida y accesible pequeños huecos en mi colección o dar una oportunidad a ciertos títulos que de otra manera no habría probado. Y además tiene un aspecto muy importante para mí: una calidad técnica envidiable, muy por encima de la que se ofrece en el resto de sistemas disponibles. En definitiva, quién me iba a decir que aquel anuncio que tal indiferente me dejo al principio, se convertiría en una de las mejores noticias de este 2014.

6 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.