Los que ya no esperamos

Seguro que muchos de vosotros os habéis cansado de leer durante estas últimas semanas infinidad de artículos sobre los juegos más esperados para este año. Nosotros hemos publicado los nuestros, al igual que lo han hecho otros tantos medios. Es lo que toca en esta época: ilusionarse y hacer un recuento de todos esos juegos de los que ansiamos poder disfrutar durante los próximos meses. Y quién puede culparnos precisamente este año, en el que parece que los astros se han alineado y la parrilla de títulos que nos espera es muy prometedora.

Sin embargo, mientras escribo estas líneas y al mismo tiempo mi artículo de lo más esperados para 2015, haciendo con cuidado la selección de títulos que formarán parte de él, me ha invadido una extraña sensación de melancolía al pensar en todos esos otros juegos que durante este año esperaba con tantas ganas y que finalmente no se han asomado a mi Wii U.

1001 Spikes Wii U - Nintenbit

Debo admitir que si con un juego se me ha quedado clavada la espinita este año, ése es sin duda 1001 Spikes, ese plataformas tan puñetero al más puro estilo 8-bits creado por Wada. 1001 Spikes fue publicado por Nicalis en la eShop americana y desde entonces no hemos tenido noticias de su salida en las eShops de otros territorios. Qué queréis que os diga. Tratándose de uno de los juegos más valorados por la prensa y jugadores americanos, me apena darme cuenta de que cada día que pasa sin noticias es más que probable que nunca podamos descargarlo en las Wii Us de este lado del charco.

No voy a ponerme a despotricar contra Nicalis, porque no es éste el objeto de esta reflexión. De todas formas, pensándolo un poco en frío, tiene narices recordar que el juego fue presentado aquí en España por Tyrone Rodriguez en una edición de iDÉAME. En todo caso, aunque como aficionado no comparta la decisión y en en fondo piense que algunas de las razones que se dan para no publicar en territorio europeo son excusas bastantes pobres, lo curioso es que hasta cierto punto puedo  entender la decisión. Si algo me han enseñado mis escasos conocimientos del mundillo y mi fascinación por los proyectos pequeños, es que también son pequeños los equipos que hay detrás de cada uno de ellos y más grandes sus esfuerzos. Llegan hasta donde pueden, valorando si la inversión de sus limitados recursos les valdrá la pena.

Mutant Mudds Deluxe Wii U - Nintenbit

1001 Spikes, al igual que Mutand Mudds de Renegade Kid, son los casos más sangrantes de juegos humildes cuyos responsables no han querido que lleguen a Europa. No obstante, la casuística es muy amplia y esto no ocurre sólo con los equipos modestos.

Con la propia Nintendo uno nunca sabe a qué atenerse y veremos qué ocurre con Fatal Frame 5 lanzado en Japón en septiembre del pasado año. Estoy convencido de que los de Kyoto no pueden permitirse ser muy selectivos en los juegos que localizan, visto el escaso número de grandes proyectos que llegan a la consola. Aún así, tristemente, el fantasma (nunca mejor dicho) de Fatal Frame 4 todavía hace planear sombras de duda y la última Direct no ha hecho más que acrecentar el miedo entre quienes todavía guardan ciertas esperanzas. El E3 será el último momento para esperar un anuncio.

Fata Frame 5 Wii U - Nintenbit

Por otra parte, al margen de esos juegos que no cruzan fronteras porque las compañías consideran que no van recuperar la inversión, no hay que olvidarse de esos títulos previamente anunciados para la plataforma y que cuando menos te lo esperas, haciendo más o menos ruido, te dicen que no salen para desilusión del personal. Lo del fantástico remake de Oddworld parece que se ha quedado de momento, y por suerte, en un buen susto. Más que a una desarrolladora desinteresada, me huele a una Sony defendiendo entre bastidores la exclusividad de un título muy ligado a su consolas.

Con otros títulos la decepción se hace real, tal y como ha ocurrido con el español Twin Souls: The Path of Shadows, anunciado inicialmente para Wii U entre otras plataformas, pero que por razones de tiempo y presupuesto se ha caído de la lista. A pesar de la decepción, poco más me queda que desear que a sus creadores les vaya genial y que en el futuro la situación cambie. Nunca faltan juegos, que diría uno que me conozco.

Twin Souls - Nintenbit

En fin, 2015 va a ser un año grandioso, no me canso de repetíroslo. Y pese a ello, al tiempo que repaso con satisfacción las enormes listas de futuros juegos, no puedo dejar de acordarme de todos esos títulos a los que yo y otras personas cuyas opiniones aprecio esperábamos con entusiasmo y ahora sabemos (o tememos) que finalmente nunca llegarán.

2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.