Las bichosas líneas rojas

Estas últimas semanas, mientras jugaba a Citizens of Earth he tenido algunas dudas sobre cómo plantear el texto. Me tiré gran parte del tiempo (más de 30h de las 45h que tuvo mi partida en total) sin ningún tipo de problema, pero siendo testigo de la debacle que tenían muchísimos jugadores de todo el mundo en Miiverse. ¿Debía reflejar esos problemas aunque yo no los tuviera? Finalmente el propio juego despejó esas dudas al venirse abajo en la Isla (y Jungla) de Panjama de forma absurda. Cuelgues constantes sin razón aparente, que culminaron en una pelea con el jefe de la zona ridícula: cada vez que me lanzaba un ataque especial, se colgaba la consola.

Seguí adelante por cabezón, porque el juego me tenía totalmente atrapado hasta ese momento y porque no me quedaba demasiado para terminar, por lo menos, la historia. Finalmente pude completarlo, reclutar todos los personajes y limpiar la gran mayoría de secundarias. Valió la pena el esfuerzo, es un juego fantástico, pero a partir del reventón en Panjama no me quité la inquietud de que todo podía volar por los aires de nuevo. De hecho, los bugs siguieron sucediéndose de forma más comedida pero hasta el final, como para recordar que algo estaba definitivamente MAL.

Bugs Miiverse

Eden Industries han hecho un trabajo estupendo de diseño, pero seguramente les ha desbordado un lanzamiento simultáneo en tantas plataformas distintas. No sorprende, los créditos, esa parte tan larga y aburrida de los juegos, terminan en un suspiro: no los conté al dedillo (ya sabéis que algunos repiten cargos), pero rondan los 10 o 12. Es obvio que habría sido mejor que retrasaran el juego que sacarlo así, al final tienes un puñado de usuarios frustrados o directamente cabreados, cortando de raíz el boca a boca positivo que, estoy seguro, iba a generar.

El problema es que es difícil de creer que esto haya pasado el filtro de Eden Industries, el de ATLUS y el de Nintendo. Es decir, las tres partes tenían que saber por fuerza que el juego no era publicable en este estado. No creo que desde Eden quisieran que esto pasara, y me sorprende que ATLUS se lance a sacar un juego que no funciona a la espera de un parche. Es probable que Nintendo se lanzara para que WiiU no fuera la única que se quedara fuera de un lanzamiento simultáneo en muchas plataformas, aunque acabe perjudicando al juego y a los usuarios.

Eden Industries

Al parecer, el parche está cerca. Van comentando desde el Facebook de la propia Eden Industries, y no da la sensación de que tuvieran a más de un par de tipos al cargo. Hasta que llegue, recomiendan no tocar la pantalla táctil (se ve que el testeo lo hicieron sólo con el Pro, en fin…) y no usar el talento del maestro. En estos momentos ATLUS revisa el parche, esperemos que esta vez de verdad, y si todo está bien lo mandarán a Nintendo para que haga lo propio, esperemos que esta vez de verdad.

Al final lo que queda es un puñado de gente frustrada, un juego al que se le ha metido un palo en las ruedas justo al arrancar y una Nintendo que nos deja confundidos. Varios juegos han llegado a la eShop con bugs comunes (aunque quizá no tan graves ni constantes), así que cabe preguntarse para qué sirve la tan famosa revisión, esa que en ocasiones hace que un juego tarde dos meses en ser lanzado sin mucha más explicación, y que, visto lo visto, tampoco es que se la tomen muy en serio.

Seal of Quality

La línea roja de la aprobación puede servir para que los pequeños estudios depuren en todo lo posible el juego antes de lanzarse a ella sin sufrir unos retrasos difíciles de predecir y gestionar, y la tienda sería una garantía absoluta para el jugón. Como lo fue el famoso sello en la oscura salida del crack de los ’80, vamos. Pero si esa línea empieza a subir y a bajar en función del nombre que lleve detrás o de consideraciones comerciales o de imagen, al final saldremos perdiendo todos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.