Algunas cosas que no se me ocurriría perdirle a Nintendo Switch

Quedando poco más de una semana para el evento de presentación del catálogo y prestaciones de Nintendo Switch, es más que comprensible que los usuarios, movidos por la ilusión y a su vez asolados por la incertidumbre, hagan cábalas y especulen sin cesar acerca de lo que podemos esperar de la futura máquina. En mi caso escribí a principios del año pasado un breve artículo en el que destacaba tres característas que personalmente agradecería que estuviesen presentes en la sucesora de Wii U: region-free; una consola virtual técnicamente a la altura; y la posibilidad de hacer streaming directamente. Era mi particular lista de deseos y, si se me permite decirlo, una lista de «exigencias» bastante razonables.

Deseos NX - Nintenbit

El problema con estos temas, en los que se mezclan capacidad de análisis e imaginación al mismo tiempo, comienza cuando el personal empieza a desbarrar de lo lindo y pedirle peras al olmo. Es de suponer que hay características y funciones que todos damos por hecho en la nueva sobremesa y en las que probablemente estemos de acuerdo tú y yo, y si me apuras hasta el vecino del tercero, que de esto de videojuegos como que no controla mucho. En cambio, cuando estos días uno lee ciertos textos haciendo predicciones o reivindicando según que cuestiones, uno se llega a plantear la falta de sentido común de la gente. O son ganas de criticar antes de hora o ganas de llevarse una decepción porque sí. Y depende de a quién le preguntes puede que te dé, como explicación a lo que esconden detrás tales argumentos, una razón muy simple: mendruguismo puro.

Por eso, por poner los puntos sobre las íes, aportar un poquito de cordura a la discusión, y cómo no, denunciar a los enemigos de la verdad y del amor, aquí va una pequeña enumeración de «cosas» que sinceramente ni espero ni se me ocurriría pedirle a Nintendo Switch:

 

Retrocompatibilidad digital

retrocompatibilidad-digital-nintenbit

Veamos, almas de cántaro, ¿en serio alguien se piensa que el catálogo de la eShop de Wii U se va a poder pasar así sin más a una consola con distinta arquitectura y que deja de tener dos pantallas? ¿De qué árbol nos hemos caído? Cuestión distinta es si en el caso de que un juego vuelva a ser relanzado en la eShop de Switch porque se haga un port del mismo, podamos adquirirlo sin coste adicional en caso de ya tenerlo. La posibilidad ahí está gracias a la Nintendo ID, aunque conociendo la política de Nintendo respecto a las descargas de títulos de consola virtual, es difícil apuntar por dónde irán los tiros.

 

Lanzamientos estrella cada mes

lanzamientos-estrella-switch-nintenbit

Que Nintendo necesita un catálogo fuerte de inicio lo sabemos todos y que las llamadas sequías de software han sido un problema en Wii U también. Sin embargo, pedir un juego de primerísima línea cada mes, como que no. Si los rumores son ciertos Nintendo Switch podría contar con un gran surtido de juegos durante su año inicial. Lo que hay que tener claro es que, salvo un puñado de títulos, gran parte de ellos van a ser reediciones de juegos «first» o «third-party», juegos que sin duda vamos a disfrutar pero que no van a hacer que nadie salga corriendo a por la consola. Eso no es malo ni mucho menos, si bien creo que se aleja bastante del concepto lanzamiento estrella que tenemos la mayoría. Pedir juegos de calidad cada mes es algo más razonable y factible.

 

Potencia «a la altura»

nintendo-switch-potencia-nintenbit

A la altura de qué me pregunto. Seamos serios, que diría un buen amigo mío. No tienen ningún sentido esperar que una máquina como Nintendo Switch supere en términos de potencia a las actuales consolas de la competencia o que vaya a estar a la altura de sus sucesoras centradas de nuevo, sorpresa, en la potencia bruta. Que sí, han podido pasar tres años, un tiempo nada desdeñable en el ámbito de la tecnología. Y aún ni así creo razonable esperar que en una consola híbrida/portátil, de pequeñas dimensiones y supuestamente asequible de salida (sin recurrir al dumping), pueda ofrecer un rendimiento comparable al de una Xbox One o una PS4. Sólo recuerdo que la propia Microsoft ha sacado apenas hace unos meses una versión «slim» de su Xbox One, una versión que por mucho que reduzca el tamaño del monstruoso diseño original no deja de ser un pequeño ladrillo. Señores, que esto no es Nintendo ocasión. Lo queremos todo y eso no puede ser.

Y no, el apoyo no va a venir determinado por su potencia por mucho que se empeñe el público y los medios más desinformados. Principalmente serán sus ventas iniciales, así como su compatibilidad con el middleware, la sencillez de programación gracias a la nueva arquitectura por la que ha apostado Nintendo, o las facilidades en la publicación del software, las que van a determinar en buena medida el apoyo que recibe de terceras editoras y desarrolladoras. A las compañías les da igual los Gb de RAM o si la GPU es de 20nm o 16nm. Lo que les importa es si en la plataforma existe un público potencial al que venderle sus títulos y que los procesos de desarrollo y «porteo» (disculpas por el palabrejo) sean los menos costosos y complicados posibles.

 

Sueños y Deseos NX - Nintenbit

Soñar está bien, pero con algo de cabeza, está todavía mejor.

3 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.